INDUPOR® TERRAM POLVO

ESTABILIZANTE Y ANTIPOLVO PARA CAMINOS DE TIERRA

CARACTERÍTICAS

es un polímero sintético fabricado para la estabilización permanente de suelos en la industria

vial, modifica las características físico-mecánicas superficiales del suelo, controlando y reduciendo los efectos de la

abrasión producidos por el agua (permeabilidad superficial) y el transito vehicular, impidiendo la formación de

barro y eliminando la liberación de polvo superficial a la atmósfera. Actúa como aglomerante, facilitando que se

compacten las partículas unas contra otras, incrementando rápidamente la resistencia.

  • Es resistente a la lluvia y a vehículos de carga pesada.
  • Reduce el riesgo de derrapes por deslizamiento causado por tierra suelta.
  • Reduce las reparaciones de caminos, ya que las ondulaciones o serruchos y/o baches que suelen formarse en los caminos de ripio son menos frecuentes en superficies endurecidas.
  • Se utiliza como método para control de polvos en caminos, estacionamientos, banquinas, campos deportivos, etc.
  • No produce contaminación en los suelos tratados.
  • No ocasiona corrosión en la carrocería de los automóviles.
  • No modifica el color natural del suelo.
  • Fácil de aplicar y de controlar.
  • Alta durabilidad y bajo mantenimiento.
  • Rápido incremento de la resistencia.
  • Se adapta a distintos climas.

 

APLICACIONES:

Se emplea en suelos naturales con contenido de arcilla, sedimentos y materiales cuarcíticos. Se aplica en la construcción de caminos de todo tipo, tanto en la ciudad como en zonas rurales, incluso en autopistas para la estabilización de bases y subbases. También se utiliza para la construcción de playas de contenedores y de estacionamientos, así como pistas de aterrizajes en aeropuertos, diques, calles vecinales, countries,zonas de tráfico peatonal, carreteras de servicio, entradas residenciales, pistas de ciclo cross, pistas para motos, canchas de tenis, caminos y senderos en campos de golf, accesos para sillas de ruedas, patios y zonas de picnic, senderos y andenes, prevención contra el polvo, prevención contra la erosión, protección en pendientes, prevención contra el crecimiento de vegetación, etc.

MANTENIMIENTO:

Requiere de muy poco mantenimiento. En caso de sufrir daños causados por fuerzas puntuales o desgaste, será

fácilmente solucionado con la aplicación de producto sobre el área afectada.

Nunca requerirá de remoción y reemplazo como el asfalto y el concreto. En lugar de esto, tras el desgaste, la

recuperación y mejora se logran con la aplicación de una nueva capa de producto diluido sobre la existente.

ASPECTOS SANITARIOS Y AMBIENTALES:

No es tóxico para plantas ni animales. Las pruebas realizadas comprueban que es seguro para la vida acuática;

tampoco se filtra a las aguas subterráneas. Puede aplicarse en zonas de sensibilidad ambiental sin impactos

negativos. Libre de acetatos cancerígenos, polímeros acrílicos o a base de cloro.

No es inflamable.

Es Biodegradable.

MODO DE USO:

ÜPREPARACIÓN DEL TERRENO: La superficie debe estar limpia de cualquier material extraño, que impida la

correcta unión de la emulsión a la base; para ello debe utilizarse barredoras mecánicas o máquinas de aire a

presión utilizando solo escobas de mano para sitios inaccesibles a las mismas. Deben eliminarse si las hubiera,

zonas exudadas o excesivamente deterioradas y abiertas que impidan tener una dosificación de producto

adecuada y homogénea en toda la superficie.

Si es necesario, se retira la capa superior del suelo. Se conforman los drenajes y el camino en concordancia con la

traza y los niveles requeridos.

ÜAPLICACIÓN: Se aplica mediante una cisterna de riego por gravedad o empleando presiones muy bajas.

Diluir de superficie a

tratar. El tratamiento cuando la superficie comienza a perder el

efecto antipolvo. Si no ha habido lluvias las dosis siguientes serán menores e incluso puede ser suficiente regarlo

solamente con agua.

En suelos friables regar la superficie con una solución acuosa al 3-5 % a razón de 2 a 3 litros por metro cuadrado.

Es decir 100 gramos de producto por metro cuadrado. Escarificar a una profundidad de 80 a 200 mm. Regar y

mezclar convenientemente. Compactar finalmente a rodillo y/o vibrador. Dejar secar para habilitar el camino.

CONSUMO:

La dosificación será en función de la superficie a tratar, siendo aconsejable realizar pruebas previas sobre unos

metros del camino a tratar, para fijar las dotaciones más adecuadas. El consumo estimado es un tambor de 200

litros cada 1400 metros cuadrados.



Powered by FerozoSite